Emisión del 26-06-2015


El 29 de diciembre de 2013, la Agencia Central de Inteligencia norteamericana hace pública en su cuenta de twitter la desclasificación de un documento titulado “The CIA and the U-2 Program, 1954-1974”. Un documento de 272 páginas fechado en 1998 por el Equipo de Historiadores del Centro de Estudios de Inteligencia donde se relata los pormenores del proyecto de fabricación del primer avión espía de la Fuerza Aérea de los E.E.U.U.: El U-2. Al mismo tiempo, la CIA aseveraba que el revuelo popular sobre avistamientos de OVNIs entre los años 50 y 60 era “culpa” suya.

Sin duda la “Tapadera OVNI” debió jugar un papel importantísimo para ocultar pruebas militares secretas durante el desarrollo militar de esos años. Tanto para un bloque como para el otro. Porque, el fenómeno no parecía tener fronteras. Sin embargo, en el caso del U-2, cuya mayor cualidad era la de poder volar más alto que ninguna aeronave fabricada hasta entonces, su apariencia externa no deja de ser similar al de cualquier avión convencional. Algo que no explica la enorme variedad de formas descritas por los testigos de los No Identificados.

Pero ocurre que nuestra inventiva nos ha llevado a experimentar con múltiples diseños aeronáuticos que se escapan de esos modelos. OVNIs Made In Tierra, no solo son aquellos aviones que podrían confundirse con un OVNI, sino también aquellos cuyo sino era precisamente ese:
No Ser Identificados.


El auge de aquel movimiento, sospechoso para algunos, liberador para otros, que fue llamado “New Age”, acuño muchos nuevos términos para enumerar viejos fenómenos que han rondado al humano desde el principio de la consciencia. Así, se llamó “Viaje Astral” a la capacidad innata, voluntaria o involuntaria, de expandir una parte de nuestra consciencia más allá de las barreras de nuestro cuerpo físico, pudiendo esta viajar a cualquier punto de este universo o incluso a otros.

Así mismo, se han postulado tratados enteros sobre su correcta praxis, sus beneficios y sus peligros.
Los avances en el campo de la Neurociencia Cognitiva, fundamentada en multitud de experimentos en laboratorio, vinculan estas percepciones a la estimulación concreta de ciertas partes de nuestro cerebro ¿Un engaño de la mente? Para otros científicos como Sam Parnia, no está del todo claro.

La revolución científica provocada por la Física Cuántica nos cuenta que la realidad “parece” ser relativa en función a “quien la observa”. Al menos así pasa con ciertas partículas de la materia. ¿Es este universo como es… porque así lo creemos?

¿Es el viaje astral la capacidad de salirse de ese convencionalismo consensuado?

Como siempre, una charla amena donde fluirán experiencias personales junto a dudas razonables sobre el particular.

Comentarios