Emisión del 30-01-2015

Los sueños constituyen uno de los grandes misterios intrínsecos al ser humano. Desde el desarrollo de nuestro intelecto y de nuestra capacidad de racionalizar nuestra "realidad" hemos intentado dar una respuesta al porqué de tan mágico fenómeno. Cada noche accedemos a ese otro mundo, aunque no seamos capaces de recordarlo. En repetidas ocasiones a lo largo de la noche, nuestra mente se reactiva e inicia un proceso cuyos ciclos son superiores al estado de vigilia. Este sumerge a la consciencia en una "realidad" tan absurda para nuestro raciocinio como esclarecedora para nuestro subconsciente. Y se suceden todo tipo de imágenes y situaciones que escapan, en apariencia, a nuestro control. Pero en ocasiones, solo algunas veces, por algún mecanismo que científicos y heterodoxos tratan de ubicar, adquirimos la consciencia de que estamos soñando y que por tanto podemos controlar lo que ocurre. Esta es la definición más simple de los llamados Sueños Lúcidos.

Recientes estudios en el campo de la neurociencia tratan de localizar, controlar, e inducir estos sueños con el fin de paliar ciertas enfermedades.

En un segundo orden de cosas y sin alejarnos demasiado del campo de la neurociencia, haremos un repaso a otros estudios que demuestran como influyen en nuestro comportamiento los colores.

Para concluir, nuestro equipo ha tomado la valiente decisión de sincerarse. Muchas veces, a la mayoría de nosotros, nos han preguntado acerca de la razón por la que nos atraen con tanta curiosidad eso que llaman Misterio. Quizá, con lo que contamos en esta ocasión alguno de nosotros, puedan hacerse una idea de la causa por la que nos dedicamos a esto.

Comentarios